Polisomnografia

Por: Neurofisiologia Clínica de Puebla S.C.  15/02/2010
Palabras clave: Especialidades Médicas, Apnea, Cpap

                Sábado 27 de enero de 2007                                                                      No. 46

EL 70 % DE LOS CASOS DE APNEA DEL SUEÑO

SE DEBEN AL SOBREPESO O  A  LA  OBESIDAD

*Este  trastorno  afecta a seis de

cada   diez  adultos;   impide   el

descanso  necesario del cuerpo

            El sobrepeso o la obesidad son causantes del setenta por ciento de los casos de apnea del sueño (respiración irregular al dormir), un trastorno que impide la correcta oxigenación del organismo y con ello su adecuado descanso. Es causa de hipertensión arterial y pulmonar, debilidad e impotencia sexual, problemas digestivos y vasculares cerebrales y hasta un infarto cardiaco.

            Carlos Cuauhtémoc Solís Pérez, jefe del Servicio de Inhaloterapia y de del Sueño del Hospital General Regional No. 1 “Gabriel Mancera” del IMSS, señaló lo anterior y dijo que se estima que seis de cada diez adultos, mientras duermen, padecen de este trastorno, que se acompaña de ronquidos, por lo menos en diez ocasiones por hora.

Es tan frecuente, añadió, que la mayoría de las veces el afectado refiere como algo normal el roncar, principal síntoma de la apnea del sueño, ya que incluso se conceptualiza como sinónimo de “un buen dormir”. Amanece con la boca seca, dolor de garganta y molestias para deglutir por problemas obstructivos en la zona nasofaríngea, por lo que frecuentemente sufre de faringitis, duerme con la boca abierta y respira aire seco, frío y con partículas de polvo.

Al inicio, la apnea del sueño se manifiesta con dolores de cabeza por las mañanas, cansancio, somnolencia durante todo el día, falta de concentración, alteraciones de la memoria y baja productividad laboral o escolar y, en casos más graves, hasta con la presencia de taquicardias. También es causa de accidentes, al quedarse dormido mientras maneja el automóvil o realiza alguna maniobra con alguna máquina industrial.

            El doctor Solís Pérez precisó que una de las principales funciones de la irrigación sanguínea es llevar oxigeno a todos los tejidos, independientemente de los componentes y nutrientes que transporta la sangre, por lo que al no estar bien oxigenados los órganos –los más susceptibles son: cerebro, corazón y pulmón- estos no funcionarán en forma óptima.

            Indicó que el paciente se despierta en la noche con sensación de ahogo y taquicardia. La gran mayoría de los casos es un familiar quien se da cuenta de este trastorno del sueño y el principal motivo por el que se acude a pedir atención médica, es porque ronca, no descansa y molesta a los demás.

La mayor incidencia de apnea del sueño, dijo, se presenta en el hombre, en proporción de dos a uno, principalmente después de los 30 años, aunque también afecta a los niños, caso en el que se debe a alteraciones nasofaríngeas, como: amígdalas grandes y otras cuestiones congénitas, un cuello corto y grueso, o pólipos, e incluso por mala posición al dormir.

Al respecto, señaló que el manejo de la apnea del sueño, en primera instancia es de tipo dietético, para bajar de peso, junto con medidas higiénicas de sueño: dormir de seis a ocho horas diarias (adultos) y hasta diez horas los niños; evitar tener la televisión dentro de la recámara; no leer en la cama y tampoco realizar actividades estimulantes una hora antes de dormir –como ejercicio, ver películas o programas violentos- y tampoco consumir café, chocolate o tabaco, después de las cinco de la tarde y mucho menos cenar copiosamente.

En caso de que persista la apnea, se trata en la clínica de sueño, donde mediante una polisomnografía se determina con mayor precisión su diagnóstico, la severidad y el tipo de tratamiento más adecuado.

                                                           --o0o--

Palabras clave: Apnea, Cpap, Especialidades Médicas, polisomnografia

Póngase en contacto con Neurofisiologia Clínica de Puebla S.C.

Email

Imprimir esta página

Compartir